La muerte de Fidel Castro

fidel-castro

El líder de la última gran revolución cubana, Fidel Castro, falleció en las primeras horas del sabádo 26 de noviembre de 2016 a los 90 años de edad. Fue su propio hermano, Raúl Castro, el que confirmó la noticia, que tiene al país conmocionado y en duelo constante, entre porno y reality shows.

Sin duda, todos los ojos han estado puestos en los diferentes mandatarios del mundo. Los ha habido que se han posicionado a favor, otros en contra y otros que tampoco han querido mojarse demasiado, como el recientemente elegido presidente de los Estados Unidos Donald Trump, que simplemente dejó un mensaje con las palabras “Fidel Castro ha muerto” en su cuenta de Twitter, desatando todo tipo de especulaciones sobre si el mensaje es positivo o negativo.

La historia de Fidel Castro

Fidel Castró llegó como opositor a la política y estuvo en prisión en 1953 al formar parte del asalto al cuartel Moncada. En esa misma década tuvo que exiliarse en México, donde le acogieron mientras planificaba la invasión guerrillera de 1956. Para el 1 de enero de 1959, lideró la Revolución cubana y derrotó la dictadura de Fulgencio Batista y convirtiéndose en el Primer Ministro de su pueblo.

La relación con los Estados Unidos siempre ha sido muy polémica para Fidel Castro ya que en un principio intentó llevarse bien y establecer relaciones positivas para todos con el país norteamericano, pero entre las relaciones con la Unión Soviética, y varias expropiaciones que tuvieron lugar a propietarios estadounidenses, las relaciones empeoraron a un nivel crítico, llegando al temido embargo económico contra Cuba. Afortunadamente, el año pasado las cosas mejoraron entre Estados Unidos y Cuba y las relaciones ya vuelven a ser muy cordiales, especialmente a nivel económico.

Este año 2016 se cumplían 10 años de su abandono del poder, debido a su avanzada edad. Fue el 31 de julio de 2006 cuando decidió renunciar al poder y delegarlo a su hermano Raúl Castro. Fue intervenido de una cirugía intestinal de la que salió bien y pudo vivir hasta 10 años más, pero ya no tenía las fuerzas para ser primer ministro. Eso no impidió que durante esta década hayamos podido ver como dirigentes del mundo, amigos personales de Fidel Castro, se acercaban a verle y no dudaban en grabarse en vídeo o tomarse fotos con el dirigente. Muchas veces se llegó a acusar a Castro de haber muerto y de haber grabado sus comparecencias, pero en ocasiones aparecía con el periódico del día para recordarnos que seguía vivo.

A favor y en contra de Fidel Castro

Si hay algo evidente es que Fidel Castró lideró una revolución que cambió Cuba para siempre, y el país se divide entre los que están totalmente a favor de sus polémicas medidas y los que hubieran querido que hubiese tomado otro tipo de decisiones, especialmente en materia de política exterior.

Sin duda ha sido una figura importantísima en la historia cubana, con su lado más oscuro y con el otro más positivo, pero nadie olvidará quién fue Fidel Castro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *